IES LA CANAL DE PETRER (ALICANTE)

lunes, 2 de marzo de 2015

LAS OBRAS DE LA SEMANA - JOAN MIRÓ (SIGLO XX)

Esta semana os presentamos el trabajo finalizado de los alumnos de 2º PCPI de Mantenimiento que con su profesora de ámbito social Neus Marín, han estado trabajando la obra "El Jardín" de Joan Miró. Tras el diseño, el análisis del color y el montaje de los 54 azulejos, os mostramos el resultado que veremos en la exposición a partir del 25 de marzo en el IES La Canal. 



Bastidores de 6 azulejos antes del montaje final de la obra.


"El jardín" de Joan Miró
Versión alumnado de 2º PCPI IES LA CANAL

Además os dejamos una reseña biográfica que el grupo de alumnos ha desarrollado sobre Joan Miró y el mural desarrollado en el Palacio de Congresos de Madrid.



Joan Miró i Ferrà nace en Barcelona el 20 de abril de 1893. Es un pintor, escultor, grabador y ceramista español considerado uno de los máximos exponentes del surrealismo.
Con 17 años terminó sus estudios de comercio con la firme resolución de ser pintor y de su pueblo natal, Montroig, viajó a Barcelona e ingresó en la Academia de arte dirigida por Francesc d'Assís Galí, donde conoció las últimas tendencias artísticas europeas.
La primera exposición individual de Joan Miró se realiza en las Galerías Dalmau de Barcelona, entre el 16 de febrero y el 3 de marzo de 1918. En ella presenta setenta y cuatro obras de paisajes, naturalezas muertas y retratos. Estas obras tienen una clara influencia del postimpresionismo, del fovismo y del cubismo.
Durante los años 1921 y 1922 y ya viviendo en París, Miró realizó una de sus obras detallistas culminantes: La Masía. Trabajó en ella durante nueve meses de dura elaboración y dicho cuadro representa la granja de sus familia en Montroig. Por necesidad económica, vendió esta tela finalmente a Ernest Hemingway y actualmente se conserva en Washington.
Durante esos mismos años, Miró abandonó su época detallista para abrazar el movimiento surrealista, entrando en contacto con los máximos exponentes de dicha corriente, como Max Ernst, André Bretón y Pablo Picasso. De su época surrealista nos dice Miró:
“ Intenté plasmar las alucinaciones que me producía el hambre que pasaba... No es que pintara lo que veía en sueños como decían entonces Bretón y los suyos...”
De esos años sus obras cumbre son Retrato de una bailarina española y Carnaval de arlequín, entre muchas otras.
Miró abandonó el surrealismo hacia 1927 y es en esta época cuando Miró enuncia su sentencia más famosa, la que afirma su voluntad de “asesinar la pintura”. Esta frase ilustra, paso a paso, exactamente cómo es que Miró acosó y atacó a la pintura, destruyó sus convenciones, desbarató su historia y estropeó su valor en el mercado, a través de 12 grupos distintos de obras experimentales producidas a lo largo de una década.
Años después ,en 1937, Miró realizó el encargo de pintar una obra de grandes dimensiones para el pabellón de la República Española en la Exposición Internacional de París de ese mismo año, donde también se expusieron obras como El Guernica de Pablo Picasso.
Los útimos años los dedicó a experimentar con materiales como la cerámica, la escultura y el grabado, realizando murales para la Sede de la Unesco en París, el Palacion de Congresos en Madrid y la Universidad de Harvard.
Actualmente, es la Fundación Joan Miró que se encuentra en Barcelona, el centro artistico y cultural que se encarga de difundir la obra del artista así como las nuevas tendencias del arte contemporáneo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario